Consejos de Escritores Famosos A Jóvenes Aprendices

13.1.12

¿Alguna vez oíste esa excelente cita que reza: "Si quieres ver lejos, súbete sobre los hombros de un gigante"?

 Pues aquí te dejo los consejos de estos enormes gigantes. Tu tarea como aprendiz de escritor consiste en treparte a sus hombros y aprender de ellos. 

  Alejo Capentier:
Prueben todos los géneros literarios para eliminar aquellos que no les resulten adecuados. Hay quien quiere hacer prosa y verso, y solo puede ofrecer calidad en uno de esos dos géneros. O, quien se empeña en ser novelista pudiendo ser, sin embargo, un buen autor teatral. Recuerdo que, en cierta ocasión, me dio por creerme humorista hasta que me di cuenta de que no tenía aptitudes para eso. Traté también de hacer poesías, sin resultado. No tenía el soplo poético, ese no era mi mundo. Mi mejor consejo a los jóvenes escritores es que trabajen mucho. El oficio de escribir se aprende escribiendo.


Philip Pullman:
Escribe sobre lo que quieras. Nadie dijo antes de que Harry Potter se publicara: “oh, debería haber un libro sobre Harry Potter”. Sabes que podrás contar una buena historia sobre ello. Así que, no dejes que nadie te diga sobre lo que tienes que escribir. ¡Tú mandas!


Author Turf:
La gente dice que debes leer cuantos libros te sea posible y que esto puede ayudarte a ser un escritor. Por supuesto que debes leer, pero nada puede reemplazar la experiencia de escribir por ti mismo. Así que coge algo de papel o escríbelo en tu computadora. Después empieza a vivir la historia, déjala rondar por tu cabeza, y no pares de trabajar en ella, y no esperes que el proceso sea rápido. Muchas veces he dicho que es similar a realizar un viaje, digamos la escuela. Mientras haces el viaje una y otra vez, tú empiezas a notar pequeños detalles en el camino que antes no notabas. La prosa es un poco como un viaje, así que pon los detalles en ella y haz que las escenas cobren vida.


Dania Ferro:
No desistan y sigan mirando siempre arriba, ese es mi lema en el semanario para el que escribo aquí en el suroeste de la Florida, “Vista Semanal”. Si los sueños no te caen del cielo, túmbalos a pedradas, pero túmbalos, hazlos tuyos, lucha por ellos, no desmayes, sé constante, persistente, cree y aférrate definitivamente a la idea de que son tuyos, de que naciste para ellos.


Camilo José Cela:
Escriban sin pensar en ganar concursos, no se ciñan a las bases de un premio, lo esencial es estar escribiendo, pues someter esas páginas a una determinada extensión u otras directrices exteriores es un error.


Martín Amis:
Tu vida es sólo ambición y ansiedad. Esa es la vida del escritor y se divide en tres elementos: Hay que escribir. Hay que leer, que es el carburante de la escritura. Y hay un tercer elemento que es una actividad que se denomina VIVIR. Disfruta la soledad. Escucha tu cuerpo. No intentes forzar la siguiente escena. Espera un poco. Sé paciente. Es mi consejo.


Rich Orloff:
¡Todavía estoy intentando saberlo yo mismo! Creo que es importante para los escritores recordar que nuestro trabajo es conectar con la gente. Desearía que los escritores pensaran menos en “¿Qué quiero decir?” y más en “¿Estoy atrayendo al público con lo que escribo?” Cuando veo al público implicado y entretenido mientras ven mis obras, tengo una maravillosa sensación de éxito.


Javier Marías:
El único consejo que yo siempre puedo dar a los escritores jóvenes o en ciernes es que no quieran convertirse en escritores como temo que hoy en día, al menos aquí en España, sucede a menudo. Es como si para alguna gente lo importante fuera volverse escritor porque es un tipo de figura pública que no está mal, que es relativamente apreciada y respetada, que se puede hacer un poco famoso y que incluso, con mucha suerte, puede ganar mucho dinero.
Y tienen la sensación, a menudo, de que escribir los libros que se precisan para convertirse en escritor es un trámite necesario, pero engorroso. Esa es el actitud que veo en muchos jóvenes, que me parece mala.
La actitud realmente tiene que ser que a usted le guste escribir, que usted la pase muy bien escribiendo, aunque también sufra. Y si luego hay suerte y puede publicar su libro y tiene éxito, maravilloso.
Pero lo importante es que disfrute escribiendo y leyendo. Yo siempre he creído que ahora que hay tantas escuelas de creación literaria, como todo esto que llaman en Estados Unidos 'creative writing' y demás, la mejor escuela siempre sigue siendo la del lector.


Guadalupe Loaeza:
En primer lugar les diría que escriban lo que sea: una hoja diaria, aunque sea una frase, que no lo dejen de hacer, que se atrevan, que vean mucho cine, que vean la tele… que se informen, que no se preocupen por la forma, que se lancen, que no se queden nada más con el deseo. Un ejercicio que a mí me resultó, fue seguir un consejo de Don Manuel Buendía, gran periodista asesinado hace muchos años. Él nos decía que mandáramos cartas a la sección de correspondencia de los periódicos y si se publicaban era porque estaban bien escritos, eran originales o tenían su chiste. Empecé así en el Unomasuno, escribí varias cartas a propósito de una obra de teatro, de una injusticia que había leído en los diarios, de una queja, de una denuncia. ¡Y me publicaban mis cartas! Entonces yo decía: ¡Ah, caray, entonces no han de estar tan mal! Y ese es un buen ejercicio que les recomendaría a los jóvenes.


Augusto Monterroso:
No me siento en ninguna posición como para dar consejos. Creo que debe haber más intercambio, debería haber más contacto entre jóvenes, adultos y viejitos, pero lamentablemente eso no siempre ocurre. También eso lo he aprendido. Uno cuando es joven no quiere saber mucho, personalmente, de los mayores. Tal vez eso sea bueno ¿no cree? Uno se va haciendo escritor con la vida y con los propios problemas, frustraciones, trabajo y encuentros con determinadas personas. Todo eso es parte de la literatura. Ahora bien, creo que cada joven se aconseja a sí mismo, porque en cada joven puede haber dos, tres o cuatro que vivan su propia experiencia. Con su propio contacto lo pueden hacer. Cuando el escritor tiene contacto con los clásicos o con los guatemaltecos como Batres Montúfar. O con el más grande clásico latino o con Cervantes, es cuando vale su propia experiencia. Si uno compara lo que está haciendo a como lo hicieron ellos es muy probable que primero tenga un shock.


Doris Lessing:
No hay que esperar el éxito inmediato. La literatura es sobre todo un ejercicio de método, capacidad de trabajo y perseverancia.

1 comentario:

PONS Idiomas dijo...

Hola, quizás os interese saber que tenemos una colección que incluye el relato 'To Room Nineteen' de Doris Lessing en versión original conjuntamente con el relato 'Recitatif' de Toni Morrison.

El formato de esta colección es innovador porque permite leer directamente la obra en inglés sin necesidad de usar el diccionario al integrarse un glosario en cada página.

Tenéis más info de este relato y de la colección Read&Listen en http://www.ponsidiomas.com/catalogo/toni-morrison---doris-lessing.html

Publicar un comentario